Polymita picta. Es un molusco terrestre endémico de Cuba, considerado el caracol más bello del mundo. Es de hábitos arborícolas, es decir vive en los árboles, se alimenta de hongos y es sensible a los cambios de humedad, luminosidad, temperatura y salinidad del ambiente, por lo que no ha podido adaptarse a otros territorios. Se considera el símbolo de la fauna de Baracoa.

Son moluscos gasterópodos (tienen un pie carnoso en la región ventral, del que se valen para arrastrarse) y posee respiración pulmonar. Produce conchas de extraordinarios colores que le han ganado el ser considerado el caracol con la concha más bellamente coloreada que existe en la Tierra. Se encuentra distribuido en la porción noreste de Camagüey y en todas las provincias orientales, sobre todo, en las regiones de Baracoa y Maisí. La colección más importante del país sobre malacología y, dentro de ella, una de las más ricas del mundo de la especie Polymita picta, se encuentra expuesta en el Museo de Ciencias Naturales de la provincia de Holguín. 


Muchos científicos han catalogado a la polymita sin reservas una de las especies más hermosas de la fauna mundial. Su importancia para el equilibrio ecológico se explica si valoramos que sirve de alimento al gavilán cagüarero, único en esta zona del país. Pero para los baracoenses, amantes y orgullosos de su naturaleza, las polymitas son mucho más de lo que ven en ellas los estudiosos del tema. Están indisolublemente ligadas a la cultura local, son protagonistas de innumerables obras de arte y expresiones de la tradición oral del patio. Son símbolo natural y cultural de Baracoa.
La palabra Polymita(vocablo formado por dos raíces derivadas de la lengua griega clásica) quiere decir muchas rayas, ya que está formada por las raíces poly (muchas) y mitos (rayas), por ser ésta la propiedad más generalizada en esas conchas, aunque muchas se presentan sin raya alguna.
Picta significa pintada, ya que este vocablo deriva del latín pictus que equivale a pintar, dar color, hermosear,hacer florido. 



Las especies de Polymita, al igual que un elevado porcentaje de los moluscos terrestres de Cuba, son pulmonados y hermafroditas. Es decir, están capacitados para respirar directamente el aire a través de un saco aéreo o pulmón, y en cada individuo se hallan reunidos los órganos reproductores masculinos y femeninos.
La época de reproducción generalmente coincide con el período de lluvias, dos individuos se unen y efectúan su fecundación cruzada, y ambos quedan fecundados. Después que los huevecillos han alcanzado su madurez en el interior del animal, éste desciende por las ramas o tronco de la planta hasta el suelo. Allí cavará pequeños huecos enla tierra, y depositará cuidadosamente sus huevos, o se irá a colocarlos entre las hojas caídas. Varios días después, saldrán los pequeños animalitos, de unos 2 ó 3 milímetros de tamaño, y buscará el tronco de una planta para trepar en busca de hongos o líquenes e iniciar su vida arborícola. A tierra volverán cuando escasee el alimento y sea necesario salir en pos de una nueva planta, o cuando sean adultos y bajen a depositar los huevos de donde saldrán sus sucesores. 


Son de hábitos arborícolas y viven en las más diversas plantas, eminentemente en arbustos, destacándose el cafeto. Sin embargo, a pesar de la estrecha asociación que mantienen con las plantas, jamás se ha observado que las ataquen. Su alimentación la constituyen, exclusivamente, los hongos y líquenes que se fijan a la corteza y a las hojas.

Baracoa y Polymita no pueden separarse. Es tal la admiración que han sentido y sienten los habitantes de este pequeño y verde pueblo por tan ingenuas y bellas criaturas, que existe una leyenda en su honor. 


Ella cuenta de los amores de una bella india y su cacique, quien para conquistarla sin tener perlas ni joyas, quiso ofrecerle un regalo único. Y salió un día a apresar los colores del sol, el verde de las montañas, el rosado de las flores, el blanco de la espuma de la mar, pero al sorprenderle la oscuridad no pudo aprisionar el azul del cielo, conformándose con el negro de la noche. Ella, deslumbrada al contemplar tan singular creación, le imprimió la cadencia de su baile, la ternura de sus palabras y la benevolencia de su ser. Por eso se afirma que son las polymitas las joyas naturales de Cuba y ofrecen gran beneficio al hombre, aunque no existan azules. 


Esta rara y bella creación de la madre naturaleza hoy tiene refugio no sólo en las pródigas tierras del extremo oriente cubano, sino en el corazón de sus hijos. Debemos cuidar las polymitas Picta para que sigan formando parte del entorno y la espiritualidad de los baracoenses.
Las colectas indiscriminadas de Polymitas para fines diversos provocan que cada día se hagan más ostensibles los avizoramientos de extinción que pesan sobre tan preciado tesoro de nuestra naturaleza.
Desde este articulo hacemos una alerta a locales y visitantes; pues todos,sin excepción, estamos llamados a velar celosamente para que estos moluscos exclusivos de una pequeña porción de nuestro territorio no desaparezcan de la faz de la Tierra. Las generaciones venideras lo agradecerán. 

Fuentes:
http://www.ecured.cu/index.php/Polymita_picta
http://www.medioambiente.org





0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2011 100TIFICAS Design by : Yanku Template | Hacks by : OPintemplates / Blogger Templates

Volver ARRIBA