La melatonina fue descubierta en 1958 por el dermatólogo Aaron Lerner en la universidad de Yale, llegando a la conclusión de que en las ranas causaba cambios espectaculares en el color de las células de la piel llamadas melanóforas; de ahí el nombre melatonina.
Desde entonces se ha visto que está presente en organismos de todo tipo, desde una simple alga unicelular a los mamíferos. Desempeña varios papeles: a los seres humanos nos ayuda a ajustar nuestros patrones de sueño a la rotación diaria del planeta y su ciclo anual alrededor del Sol. Controla además la temperatura corporal y la reduce un poco durante las horas de sueño. En las ovejas y los ciervos señala la temporada de celo; en otros animales causa mudas, en algunos determina el momento de invernar.
A los humanos la vida moderna nos lleva por caminos complicados donde en ocasiones nuestra mente no deja de trabajar o los constantes cambios horarios por viajes nos producen el famoso JetLag .
Muchos son quienes entonces recurren a la molécula de Melatonina para ayudarse en la ardua tarea de conciliar el sueño.
La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal que tiene el tamaño de un poroto y se encuentra justo en medio del cerebro. Regula el sueño liberando por la noche moléculas de melatonina respondiendo a los cambios de la luz que entra por los ojos. Los niveles de melatonina en el torrente sanguíneo alcanzan su máximo en las horas posteriores a la medianoche con una 80 partes por mil millones (ppmm) y después van bajando despacio durante la madrugada hasta bajar bruscamente a 10 ppmm. En la medida en que nos ponemos viejos disminuye la capacidad de la glándula para generar esta molécula y los niveles pueden llegar a ser de justamente la mitad que los de joven.
Con tomar una cápsula de 3mg de melatonina basta para que suba rápidamente el nivel en sangre y en unos cinco minutos uno se queda dormido.
La Sociedad Pineal Europea, si bien admite que la melatonina es útil, ha publicado hasta el año 1999 una advertencia. Decían que no había pruebas científicas suficientes para su uso terapeutico en los humanos y  no se conocían sus efectos secundarios. Avisaban que podía ser peligrosa y siempre debía ser administrada bajo supervisión de un médico.
En Estados Unidos la moda es considerada una panacea y se dice que protege del cáncer, de las enfermedades cardíacas, del mal de Alzheimer, de las cataratas, del sida, de la depresión y que retarda el envejecimiento.
En el departamento de anatomía de la universidad de Cambridge los doctores Mike Hasting y Francis Ebling han investigado cómo controla la melatonina el reloj corporal interno y han logrado algunos hallazgos notables. Han descubierto que el cerebro tiene dos mecanismos relacionados con el tiempo: uno que regula el ritmo diario, o circadiano, y otro que controla nuestras reacciones a los cambios estacionales. Ambos son sensibles a la melatonina en las concentraciones muy bajas que se ven en condiciones naturales. El reloj del cuerpo se encuentra en el hipotálamo y el calendario corporal en la cercana glándula pituitaria.
La melatonina es fácil de fabricar (N-acetil 5-metoxi-triptamina) siendo en estado puro de un amarillo pálido, con cristales como hojas que se funden a los 117 grados. La glándula pineal la produce a partir de la serotonina, la sustancia química que regula el estado de ánimo, que a su vez se hace a partir de un aminoácido esencial, el ácido triptofano. Todas estas sustancias derivan del indol, una molécula simple que tiene dos anillos de átomos estrechamente ligados; un anillo tiene seis átomos de carbono y el otro cuatro carbonos y un nitrógeno.
Hay usos adecuados de la melatonina: reducir el desfasaje horario de quienes viajan a menudo a través de las zonas horarias, hacer que estén más atentos y rindan más quienes han de verselas con cambios bruscos de turno en el trabajo. La melatonina se ha empleado también para tratar a los niños que sufren de un patrón de sueño perturbado. 
Conceder a los gerentes estresados una buena noche de sueño podría también ser otro uso legítimo. 

 Fuente consultada: Moléculas en una exposición de John Emsley



1 comentarios

  1. OPin // 18 de agosto de 2011, 20:04  

    Este blog no acepta Spam y de ahora en adelante tampoco comentarios anónimos.

    Muchas gracias

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2011 100TIFICAS Design by : Yanku Template | Hacks by : OPintemplates / Blogger Templates

Volver ARRIBA