Micrografía confocal de un embrión de cavefish (Pez de caverna) en torno a los cinco días después de la fecundación. El embrión ha sido teñido con un anticuerpo contra la proteína de unión al calcio (en verde) para mostrar así diferentes tipos de neuronas y sus procesos en el sistema nervioso. Esta tinción también revela las papilas gustativas, que están situadas alrededor de la boca y a lo largo del cuerpo de este pez.

Este tipo de pez (comúnmente: blindfish, swampfish) se encuentra en cuevas y adaptado a la vida en la oscuridad. En particular, carece de ojos funcionales y de pigmentación. Hay más de 80 variedades conocidas.
Los Cavefishes son generalmente pequeños, llegando hasta los 11 centímetros (4,3 pulgadas) de longitud. La mayoría no tiene aletas pélvicas, aunque el spelaea amblyopsis las tiene pequeñas con un máximo de seis rayos. Externamente, se parecen a las mojarras en muchos aspectos, aunque su anatomía interna se asemeja más a la trucha, con la que se los clasifican actualmente .
Aunque algunas especies tienen ojos pequeños y atrofiados, tres de ellas no tienen ojos para nada. Sin embargo, tienen hileras de papilas sensoriales en la piel, que utilizan para ayudarse a navegar por su entorno sin luz. La mayoría de los peces cueva tienen poco o ningún pigmento en la piel. Los Cavefishes sólo pueden ser encontrados en las cuevas donde hay arroyos corriendo dentro de ellas; una cueva sin entradas de aire  no contendrá cavefishes.
Estos peces tienen una serie de sistemas sensoriales en sus cuerpos que los ayudan a moverse por el agua. El tetra cavefish de México (Astyanax mexicanus) tiene una visión cercana a la ceguera, la vida  en entornos oscuros se apoya entonces en otros sentidos. La línea lateral es un sistema sensorial, utilizado por los anfibios y algunos peces, que se encarga de detectar las vibraciones, el movimiento y los cambios de presión en las aguas circundantes.
Además de la línea lateral, este pez ciego ha adaptado especialmente sus rasgos , incluyendo un mayor número de neuromasts (mecanorreceptores) a lo largo de su cuerpo. Tanto las variedades ciegas como las que ven, cuentan con papilas gustativas en los labios y la cavidad oral, pero este pez ciego también las ha desarrollado en la mandíbula inferior y tiene un mayor número de papilas gustativas a lo largo de su cuerpo. Los estudios han demostrado que no sólo poseen más papilas gustativas, sino que las mismas son más eficientes. Están asociadas con los axones , células significativamente más eficaces para transmitir esta información sensorial .Todos los cavefish, los que ven y los ciegos, comienzan su vida con ojos, pero los del pez ciego no se desarrollan plenamente. Los ojos son de poco o ningún uso en el entorno de la oscuridad de la cueva , por lo que este pez se basa en otros sentidos, incluyendo las papilas gustativas, mecanorreceptores y de las estructuras neuronales, que han evolucionado hasta convertirse en mucho más poderosas. El desuso hace que los ojos con el tiempo se degeneren o se desarrollen parcialmente.
Si los ojos del cavefish son inútiles, ¿por qué la selección evolutiva no los ha hecho desaparecer en su totalidad? Este misterio evolutivo que dejara perplejo a Darwin continúa sin una respuesta completa aún hoy en día.
Sin embargo, se cree que un gen clave para el desarrollo del ojo es contrarrestado por otro gen responsable de la mayoría de los otros sentidos de los peces. La mayor utilidad de este último, creen los científicos, ha dado lugar a una compensación evolutiva. La evolución ha decidido priorizar el gen que desarrolla otros sentidos,  y apagar el gen equivalente para los ojos - pero no hasta las últimas etapas del crecimiento de los peces. Si es así, la pérdida del desarrollo del ojo es un efecto secundario del crecimiento superior de sus otros sentidos.

Folgueira Mónica, del laboratorio Steve Wilson, UCL


0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2011 100TIFICAS Design by : Yanku Template | Hacks by : OPintemplates / Blogger Templates

Volver ARRIBA